Cuando el paciente además de querer mejorar el aspecto estético de su nariz tiene una Retrognatia que no requiere la intervención de un cirujano maxilofacial, un “mentón hundido” o simplemente se vería favorecido con un aumento del mentón, se combinan las operaciones de Mentoplastia y Rinoplastia, mejorando todo el perfil denominándose a esta operación Rinomentoplastia o Perfiloplastia.

La nariz se encuentra ubicada en el centro de nuestra cara, es por esto que es uno de los aspectos más importantes a la hora de hablar  de belleza y aspecto físico. Una nariz grande en exceso o muy ancha en un rostro con una estructura delgada puede cambiar por completo la forma general y aspecto de una persona. Cuando la forma de la nariz no es compatible con la armonía o estructura del rostro es cuando se recurre a otros métodos como la Rinoplastia o Cirugía de nariz, para cambiarla o modificarla.

 

Si quieres conocer más de nuestros servicios ponte en contacto con nosotros y te brindaremos la mejor asesoría.