Procedimiento destinado a remover el exceso de piel de la cara y corregir los ángulos faciales que se pueden encontrar alterados por efectos de la gravedad, el envejecimiento tanto de la piel como del hueso.

 

 

Con el paso de los años, la pérdida de elasticidad de la piel, la exposición al sol, el efecto de la gravedad y el efecto repetitivo de algunos rasgos de la expresión facial hacen que la piel se relaje. Esto crea un exceso de piel, que es laxa, acentuando los pliegues o arrugas y perdiendo los ángulos del contorno facial. Por otra parte también se observa reabsorción de los huesos de la cara con el paso de los años haciendo especialmente la mandibula y los pómulos menos prominentes y favoreciendo el descenso de la piel.

La ritidoplastia no pretende detener el proceso de envejecimiento facial, solo lo disimula al comprender los elementos de envejecimiento. Puede requerir el eliminar el exceso de piel, suavizar las líneas de expresión (arrugas) al tensionar la piel y la musculatura de la cara y recrear nuevamente los ángulos adecuados en la cara. Dado que existe reabsorcion osea puede requerir de rellenos faciales, realización de osteotomías o colocación de prótesis en area como el mentón.

 

Si quieres conocer más de nuestros servicios ponte en contacto con nosotros y te brindaremos la mejor asesoría.